PERCEPCIÓN AMPLIADA: VISIÓN

A demás de escuchar a mil por ciento cuando se abren mis canales perceptivos, se sobre-activa la visión.

A veces veo el vibrar de los objetos como energía pura, las imágenes se van descomponiendo haciéndome perder un sentido de realidad: antes creía que estaba loca, ahora al menos he identificado cosas que me hacen estar más tranquila.

Cuando se me dispara la percepción desde la visión, veo el más mínimo movimiento de un músculo en la cara de las personas, o el palpitar de una vena en sus brazos, algo tan mínimo se vuelve gigante ante mis ojos. 

Esto me ha servido mucho cuando hago consultas y cuando estoy equilibrada pero cuando me  toma por sorpresa, es como que el mundo se desarmara en pedazos y tuviera que llamar un programador o activar mi programador interno para codificarme otra vez y ponerle a todo la intensidad adecuada. 

Cuando la visión se sobre-activa, veo luces y sombras de la nada, seres de otros planos y seres credos por mi mente; todo se pone en un solo plano en el que lo físico, energético,  lo real y lo imaginario se mezclan haciendo difícil diferenciarlos.

Por esto es tan importante asistir al tipo de terapia que más nos guste y nos alinee. Con la percepción sensorial no se juega, porque ponemos en juego nuestra salud mental y desarrollo de capacidades perceptivas.

Este ha sido mi camino. No sé luego qué seguirá pero valoro los momentos de quietud, de las veces que he pedido ayuda  [han sido innumerables].  Me hago responsable de mi camino y por esto te comparto parte de él, porque juntxs podemos identificar momentos fáciles y complicados en todo este proceso mientras asumimos nuestros aprendizajes.

Y vos, ¿has vivido situaciones parecidas? ¿Cómo es tu percepción desde la visión? ¿Has visto cosas inexplicables frente a los ojos de otros?

¡Comenta! De verdad me interesa mucho tus experiencias.

2 comentarios en “PERCEPCIÓN AMPLIADA: VISIÓN”

    1. Hello Carolina! Sí, lo es. Creo que a todos nos pasa que en algún momento se vuelve denso procesar lo que nos sucede…cada uno a su manera. La cosa es qué hacemos para balancearnos y no dejarnos tomar ventaja de esas experiencias. Gracias por tu comentario querida 🙂 Seguimos en contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *